Mutur Beltz, tejer y cardar a golpe de pedal

Artículo publicado en Zallainfo_033. Diciembre 2015

Tejer y cardar a golpe de pedal
El zallarra Joseba Edesa y su compañera Laurita Siles se aventuraban hace varios meses en un proyecto de investigación que busca acercar tradición y modernidad. Acaban de presentarlo públicamente bajo el nombre de “Mutur Beltz”, con el que tratan de salvaguardar y poner en valor la lana de la oveja de cara negra -de ahí el nombre de la iniciativa-, autóctona de Karrantza Harana y la comarca de Enkarterri, especie que se encuentra en vías de extinción. Pretenden con ello participar en la conservación y renovación del patrimonio local.

Joseba es amante del deporte y conoce bien el mundo ovino, Laurita es una apasionada de las artes plásticas, por lo que aunando ambos intereses, la pareja ha creado dos artilugios denominados BiziRueka y BiziKarder, una rueda de hilar y una cardadora de lana respectivamente, que ocupan el lugar del manillar en las bicicletas, pintadas, por cierto, de blanco y con los extremos negros haciendo un guiño a las ovejas protagonistas de “Mutur Beltz”. Han contado para ello con la ayuda de Ariel, del taller “La Bici Guapa” y Luis de “Do Acibreiro”.

Bicicletas
Gracias a una beca de la Fundación Bilbaoarte y a una subvención del programa Fábricas de Creación Ikertu del Gobierno vasco, Joseba y Laurita han recorrido varios caseríos del valle encartado y se han entrevistado con más de una docena de personas vinculadas al universo rural y del pastoreo, recogiendo parte de estos testimonios en un documento audiovisual. “Ha sido una experiencia increíble y verdaderamente apasionante poder conocer a la gente que durante tantos años se ha dedicado al trabajo que corre riesgo de desaparecer, igual que ocurre con las ovejas de cara negra. Hemos aprendido un montón”, explican ilusionados Laurita y Joseba. En estas conversaciones han apreciado por una parte, que las familias ganaderas se manifiestan visiblemente preocupadas por el futuro del oficio tanto de pastorear como de hilar y cardar la lana de oveja autóctona de cara negra, y por otro lado que tras la esquila de los animales se tire el producto sobrante sin que este sea usado con el fin textil que antaño tenía.

Txapelas
Así es como han desarrollado estas curiosas y sostenibles herramientas de trabajo -BiziRueka y BiziKarder-, inspirándose en los afiladores de cuchillos; y ha sido con ellas gracias a las que han obtenido el material adecuado para crear, primero un par de zapatillas de casa y más tarde, una serie limitada de cincuenta txapelas de lana de oveja carranzana confeccionadas a partir de la técnica de fieltrado húmedo. “El procedimiento que empleamos es más manual y el resultado no es tan fuerte y denso como el que se obtiene en la fabricación industrial de las boinas tradicionales. El nuestro es un producto totalmente artesano”, cuenta orgullosa Laurita. Para quien quiera conocer más detalles sobre este proyecto, han creado el blog “http://karrantzakomuturbeltz.blogspot.com.es” y la página del mismo nombre en Facebook.

Entradas populares